miércoles, 18 de octubre de 2017

Corredor a fondo. Entrevista a Iván García

CORREDOR A FONDO. IVAN GARCÍA
(18-10-2017)

Clásico del club, enrolado en nuestras filas desde el año 2013,  Iván García Prieto es GP de apellidos, de alma y corazón. Y es que la historia y el éxito de GP Phi Polideportivo no puede entenderse sin el empeño de aquellos primeros corredores y amigos que acudieron a la llamada de un conjunto que hoy es más grande y transversal, y que además conserva los valores que instauraron veteranos como nuestro protagonista. Cariñoso, testarudo y tenaz como pocos, el gigante Iván se ha ganado un hueco en la leyenda del club a base de zancadas y valor en carrera, pero sobre todo en virtud a un carácter sincero en el esfuerzo y amable entre los compañeros.



Gracias por atendernos, y así dar lugar a que te conozcamos un poco más. Iván, nos gustaría saber dónde resides y conocer cuál es tu ocupación profesional. 

Buenos días. Actualmente resido en Puertollano, aunque mi infancia y adolescencia las pase en Almodóvar del Campo. Respecto a mi profesión, trabajo en un tanatorio, en el cual he desarrollado los últimos siete años de mi vida laboral.


Siempre has practicado deporte, y nos consta que destacaste como portero de fútbol aficionado. ¿Qué recuerdas en especial de aquella etapa deportiva de tu vida?

Buenoooo tanto como destacar….lo discutiría jeje. Pues resultó una etapa bastante positiva de mi vida. Me permitió hacer muchos amigos, disfruté de los días de entrenos, de los fines de semana de partido….realmente, hay días que los sigo echando de menos, sí.


¿Cómo y cuándo llegaste al mundo de atletismo popular? ¿Siempre te gustó correr?

Pues debido falta de tiempo para poder seguir jugando al futbol, empecé a correr, más que nada para perder peso, ya que me estaba poniendo un poquito fondón jeje. En fútbol, aunque seas portero, algo de forma debes tener, y yo era uno de esos casos raros entre los guardametas, de los que nos gustaba correr, así que cuando no tuve tiempo para el fútbol, salía a correr un ratito hoy, otro ratito cuando podía, hasta que me enganchó de lleno.



¿Cómo se produjo tu aterrizaje en nuestro club?, ¿tenías alguna referencia de este equipo y de sus miembros? 

Mi ingreso en el club se produjo después de la media maratón de Miguelturra 2013, hablando con Rafa Noguera después de la carrera, que fue cuando me habló del club. Además, a gran parte de ellos ya los conocía del pueblo y, oye!, no me desagradó la idea de correr con amigos en las carreras.



¿Qué es lo que más te llamó la atención en primera instancia? ¿Qué te animó a dedicar tus esfuerzos a este conjunto?

Como nunca había pertenecido a ningún club de atletismo, no sabía qué me podía encontrar, y para mi sorpresa, aunque éramos muy poquitos en las carreras, la piña que formábamos junto con gente que no conocía de nada, como el caso de Carmen, Alex…pues te ayudaba a calmar los nervios antes de la carrera, te dan consejos, te ayudan en todo lo que pueden, y la verdad es que son cosas que se agradecen enormemente.



¿Qué rasgos positivos destacarías de GP Phi Polideportivo?

La unión que hay dentro del grupo. Desde el último miembro llegado, hasta nuestro capitán, somos todos igual de importantes. Eso es algo más que reseñable.


Hablamos prácticamente de tu quinta temporada en el club, y, como uno de los veteranos, ¿esperabas que este conjunto experimentara el crecimiento actual?

Es complicado ver en cualquier disciplina deportiva un crecimiento tan explosivo como el de GP. Claro que no me esperaba este avance tan rápido que estamos teniendo, pero, oye! ya que estamos aquí, vamos a intentar seguir sumando, y a ver hasta dónde podemos llegar ¿¿no??



Has logrado varios trofeos, e incluso algún premio de manos del equipo tras votación, como el GP Phi Evolution 2016. Imaginamos que te sientes muy apreciado por los compañeros.

Por supuesto que sí, y me lo demuestran cada carrera. A muchos de ellos los considero ya más que compañeros, y para mí al menos es una de las claves de que siga participando en las carreras, porque aunque sólo llevo 3 años en el Circuito, podría caer en la monotonía. Por eso, sin ese ambiente antes de las carreras..., qué se yo el tiempo que seguiría compitiendo tan habitualmente como intento hacerlo.



Tu evolución ha sido sensacional, efectivamente, ¿sigues alguna rutina especial de entrenamientos, o eres muy flexible en tu preparación y alimentación?

Ya que me haces esta pregunta quiero dar las gracias a mi entrenador Javi Machuca, quien lleva algo más de un año llevándome los entrenos semanales, y lo cierto es que para gente como nosotros, que somos populares y no tenemos mucha idea de qué entreno hacer durante la semana, contar con alguien que te va orientando según la competición que tienes prevista es algo fundamental para poder mejorar. En plan comida, he de decir que no me corto de nada, como mucho mucho y mis cervecitas también están en mi menú jeje. Pienso que si se entrena bien, y luego no haces demasiados excesos, puedes comer y beber de todo sin que se note en competición.


¿En qué distancia te sientes más cómodo o seguro?

Me gustan las distancias largas, aunque realmente es donde más sufro. Sin duda el maratón es la prueba en la que más “”disfruto””.


Somos conscientes que el maratón supone una prueba muy especial para ti. ¿Cómo valoras tu trayectoria en la mítica distancia tras 6 medallas en tu cuello?

Como he dicho antes, el maratón es algo especial. Por muy bien preparado que creas estar, por muy bien que llegues el día de la carrera…no sabes qué te vas a encontrar. Yo he pasado de todo en estas 6 maratones, desde tener que tumbarme y que un espectador tuviera que socorrerme, hasta terminar un maratón con los últimos kilómetros a un ritmo por debajo de 4 minutos el kilómetro. Mientras pueda seguir corriéndolas, mis dos maratones anuales no me las quita nadie.



¿Cómo afrontas tu próximo reto sobre los 42.195 metros, en Valencia?

Con mucha ilusión. Voy de nuevo a intentar bajar de las 3 horas, y lo que la hace más especial aún es poder compartir esta experiencia con mi amigo Bermejo. Ojalá y entre los dos seamos capaces de lograr el objetivo; y si no…pues len a próxima se volverá a intentar. A cabezón hay pocos que me ganen.


¿Cuál es el mejor recuerdo que guardas como corredor?

Sin duda alguna, la entrada a meta en el maratón de Barcelona 2015. Entrar de la mano con mi hijo, y verle la cara de felicidad y orgullo cuando le pusieron a él la medalla….vale más que cualquier cosa.




¿Has vivido alguna situación especialmente complicada como atleta popular?

Gracias a Dios he de decir que no. A ver...lesiones, como todo el mundo, sí he tenido; pero vamos, nada que un par de semanas de relax y dos visitas al fisio no hayan arreglado.


¿Resulta muy complejo compaginar  la práctica atlética con los quehaceres del día a día, máxime en tu caso con los horarios dispares?

Es complicado algunas semanas el sacar tiempo para poder entrenar. Sabes que a veces te toca salir a las 10 de la noche, cuando te hacen el relevo, otros días te toca salir a las 7 de la mañana. Por suerte mi mujer es bastante comprensiva conmigo, y eso me deja margen para poder compaginar todos mis quehaceres.



La aportación de Iván al equipo es extraordinaria tanto a nivel cualitativo y cuantitativo. ¿Cómo valoras el actual momento competitivo del equipo, con ese tercer puesto en 2016, y luchando por el subcampeonato en 2017?

No se puede calificar de otra forma que excelente. Queda claro que lo que estamos haciendo en estos pocos años es más que complicado con el nivel tan alto que hay y los clubs tan poderosos respecto a cantidad de atletas en comparación nuestra. Por eso, ya que hemos llegado hasta aquí, ¿por qué no seguir soñando?


A nivel individual, o como equipo, ¿tienes algún objetivo concreto a corto y medio plazo? 

Seguir creciendo (como club, que yo ya no quiero crecer más, que bastante grande soy jejeje)


¿Cuáles crees que son tus puntos fuertes como deportista?

Pues no se qué decir. Quizás la ilusión de seguir compitiendo e intentar bajar mis marcas, aunque creo que lo que más resaltaría es que cuando estoy corriendo soy feliz, desconecto de todo y me centro en avanzar kilómetro a kilómetro. Puede que sea una tontería, pero a mí me vale.



¿Qué aspectos crees que has de pulir?

Sin duda saber leer mejor las carreras. Desde el disparo salgo con todo, hasta donde me dan las fuerzas. Por eso en muchas de las carreras he terminado realmente agotado, perdiendo bastante tiempo en los últimos kilómetros, pero es que no sé correr de otra manera. A ver si con los años me tranquilizo en ese aspecto.


¿Tienes algún modelo deportivo o ídolo al que admiras especialmente? 

Nunca he sido de admirar a nadie en el ámbito deportivo, claro que me gustan muchos jugadores de fútbol, baloncesto…. Pero de ahí a admirarlos…



Más allá del deporte, ¿qué aficiones ocupan el tiempo de ocio de Iván?

Mi trabajo ocupa gran parte de mi día a día. Aparte de esto, intento sacar todo el tiempo que puedo para estar con mi familia y disfrutar de mis niños. Luego, en mi trabajo, si tengo un rato sí que me gusta leer bastante.


¿Qué le pides al futuro de GP Phi Polideportivo? ¿Qué mensaje te gustaría dejar a los compañeros de cara a los tiempos venideros?

Pues compis, sólo os puedo decir que si es bonito estar donde estamos, ¿por qué no podemos seguir soñando? Vamos a intentar, sobre todo, ser esa gran familia que hemos formado, que seguro que siguiendo en esta línea conseguimos metas aún más altas. Saludos y kilómetros.

Gracias Iván, y mucho ánimo en tus próximos retos

A vosotros.


martes, 17 de octubre de 2017

II Trashumantrail-THT 225 Kkms (4 etapas)

II TRASHUMANTRAIL-THT 225 kms (4 etapas)
(12 al 15 octubre de 2017)

Por Javi Santos. GP Phi Polideportivo.

Es tan tremenda esta carrera, que dos días después aún siento de manera intensa la emoción vivida en la línea de meta. Casi 370 días después de aquella retirada amarga en la primera edición, a falta de 30 kilómetros para cumplir un sueño que se frustraba, esta THT no se me podía escapar. Después de muchísimo entreno, de sacrificios y, quizá, de algo de obsesión.., por qué no decirlo, llegó el día de comenzar a tomarme la revancha.


Arrancamos en Veredas con destino Almadén, y por delante 63 kilómetros pasando por La Bienvenida y Almadenejos. Salida a las 8 de la mañana con fresquito y cogiendo una velocidad algo alta para la etapa. Tras 25 kilómetros de buen ritmo, el calor creciente me empezó a desgastar y debí bajar el pistón. Dos kilómetros después tendría que parar a vomitar líquido, ya que el estómago acusaba el esfuerzo. Llegaba al segundo avituallamiento situado en Almadenejos, donde mi cara reflejaba que algo no iba bien. Descansé bastante y después continuaba la marcha pausadamente, pero diez kilómetros después volvía a detenerme para vomitar de nuevo, esta vez con dolor de abdomen y garganta. Todavía quedaba para llegar, y entonces muchos pensamientos me revoloteaban en la cabeza, pero no paré de andar y andar hasta que vislumbraba Almadén después de una subida por tramos. Entonces, como si tal cosa, me levanté, como en un combate cuando el árbitro llega a cuenta de ocho, salté, y llegué a la plaza de toros, con meta final de una etapa marcada por el calor y la deshidratación general.


La segunda etapa Almadén - Saceruela se presentaba con algo de miedo, y consciente de lo vivido la anterior jornada, la afrontaba asegurando un ritmo al lado de algún corredor experimentado,  pensando en no desgastarme más aún. Salimos de las minas de mercurio dirección a la ermita de la Virgen del Castillo en Chillón, y con un gran tipo, Bassit o "el abuelo caracol", que hizo (creo escuchar) un tercer puesto en la Madrid - Segovia, aunque no vi recomendable seguirle y reculé, encontrando a Antonio, un manzanareño afincado en Getafe con el cual marché tranquilo y seguro de que me llevaría en volandas, como así fue. Increíble panda la que nos juntamos al final, que eso sí, a ritmo muy reservón, pero siempre seguro, llegamos a las 18:20 a la plaza de Saceruela, donde daba fin otra etapa algo menos dura, pero sí con el mismo calor sofocante y asfixiante que no dejaba de sentirse, y ante el que si no te alimentas y bebes bien.. caes con facilidad.


La tercera etapa era toda una incógnita, larga y con perfil de alto desnivel, con los pies con ampollas recién curadas, y los gemelos cargados, la etapa entre Saceruela y Piedrabuena prometía ser cuando menos peligrosa. Otros 62 kilómetros de duras tierras áridas y asoladas por la sequía, aunque la primera parte sí era algo boscosa, ya que era la zona del llamado Puente Retama. Mi compañero esta vez sería un tío llamado Paco, Paco Robles, con más de doscientas ultras, impresionante. Me controló y me aconsejó durante todo el recorrido, y clavando cada tramo entre andar rápido y correr lento, avanzamos. Con las fuerzas ya en reserva, aunque seguro de llegar bien de piernas y de cabeza, procedimos a subir al castillo de Miraflores, a unos tres kilómetros de meta, donde mi sorpresa fue mayúscula cuando vi a mi pequeña y pareja allí, en una posición de control y avituallamiento. Eso me dio fuerzas para bajar como una locomotora hasta Piedrabuena, consiguiendo colocar la pica número 3.


La cuarta etapa fue un poco rara, ya que dudas entre darlo todo o reservar por si acaso... nada: elegí lo primero, con un perfil más o menos aceptable, decidí sacudir esos 44 kilómetros con cabeza pero con potencia, demostrando que los fantasmas ya no están, que el muro no existía, sólo una meta, una pica por poner en Corral de Calatrava. Me puse cómo objetivo tres puntos: Picón, Alcolea y el puente de las ovejas. Pasado todos y con un gran compañero, Miguel, llegué a meta, coloqué la pica restante, la cuarta con un salto triunfal, y acompañado de, cómo no, mi pequeña flor que siempre intenta acompañarme, por no decir de mi pareja Esther, que estuvo desde el inicio y me animó en los momentos más duros. (tiempo total de 00:38:43)


DICHO ESTO, CÓMO NO DAR LAS GRACIAS A ESA GENTE DE ESTE EQUIPO QUE NO DEJARON DE ANIMAR, DE ESCRIBIR Y ESCRIBIR. SIEMPRE OS HE TENIDO PRESENTES, SIEMPRE OS SENTÍ CERCA. GRACIAS POR FORMAR PARTE DE ESTA AVENTURA TAN LOCA, QUE COMENZÓ EL JUEVES, PERO QUE PARA MI ARRANCABA EL AÑO PASADO, CON LA DECEPCIÓN DE LA RETIRADA. PERO CÓMO TÚ ME DIJISTE, RAFA, AQUEL FATÍDICO DÍA: "EL AÑO QUE VIENE VOLVERÁS MÁS FUERTE, TE COMERÁS A TUS FANTASMAS Y TOD@S ESTAREMOS CONTIGO". Nos vemos en la próxima!